El cambio exprés de Aitana en los Goya: del look 'bridal' al vestido esmoquin

Antes de subir al escenario, la cantante pasó del vestido blanco de la alfombra roja a un modelo de inspiración masculina

por Mara Mariño

Ni la crisis sanitaria, ni el formato híbrido adaptado a las medidas de seguridad, ni una gala que pasaría a la historia por su peculiaridad consiguieron empañar la noche más importante para el cine español. Con la misma ilusión que si se encontraran en Málaga, los intérpretes más famosos del país vivieron la XXXV edición de los Premios Goya. Aunque uno de los momentos más emocionantes, junto a la entrega de los galardones, corrió a cargo de Aitana Ocaña. Y es que la extriunfita se dedicó a interpretar sobre el escenario del Teatro del Soho Caixabank la canción Happy Days Are Here Again. Un homenaje a Barbra Streisand que no podría parecer más apropiado dadas las circunstancias que atraviesa el país, que espera en vilo que la vacuna devuelva la ansiada normalidad con lo que implica para el sector cinematográfico. Para su paso sobre el escenario, y por mucho que momentos antes había triunfado sobre la alfombra roja, la cantante pasó por un cambio de look exprés que nos dejó otra de las imágenes inolvidables de la velada.

VER GALERÍA

Las invitadas mejor vestidas de unos premios Goya sin precedentes

Y es que a su llegada al teatro malagueño, Aitana era toda una fuente de inspiración para novias modernas con un vestido blanco de tirantes espagueti que haría las delicias de cualquier amante del minimalismo. El modelo firmado por Versace de largo intermedio y falda lápiz que refleja por completo la estética favorita de la artista. Además, los cortes delanteros y el escote de la espalda hacían que el diseño no necesitara apenas estampado ni excesivos complementos. El detalle que añadió la cantante fueron unas sandalias con plataforma a juego con el color de la creación de la casa italiana que actualizaban un look que nunca pasa de moda.

VER GALERÍA

Del blanco níveo, Aitana pasó al extremo contrario de la paleta al llevar un vestido azul marino para su actuación. El modelo era un vestido inspirado en la chaqueta americana que llevaba solapas y hombreras para estructurar la silueta. Aunque lo más llamativo de la pieza diseñada por Mans Concept Menswear eran los cut outs del costado que acentuaban la cintura de la artista. También una abertura en la falda permitía que la cantante se moviera con comodidad por el escenario.

VER GALERÍA

Resulta curioso que Aitana apostara por esta firma en concreto cuando se trata de una marca especializada en moda masculina. Sin embargo, la elección de la artista dejaría claro que la línea que separa la ropa de hombre y de mujer cada vez es más borrosa, siendo lo verdaderamente importante dar con diseños que nos enamoran independientemente de la sección en la que se encuentren. Otro cambio con el que sorprendió la estrella fue el beauty look, ya que pasó de lucir su melena suelta a un elegante recogido con los mechones sueltos por delante.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie