Paz Vega revalida su título de la más elegante con un vestido-joya de cristales y transparencias

La actriz ha sido una de las pocas asistentes a la alfombra roja de los XXXV Premios Goya

por Amaia León

En una entrega de los premios Goya sin invitados ni nominados en el Teatro Soho de Málaga, solo presentadores, entregadores y artistas encargados de actuar en la gala han desfilado por la alfombra roja desplegada en el centro de la ciudad andaluza. Pero con ellos ha sido suficiente para confirmar que la moda ha vuelto por todo lo alto. Si Hiba Abouk arrasaba con un vestido de alta costura que 'es un sueño', Paz Vega tampoco se ha quedado atrás: la actriz sevillana -considerada una de las españolas más elegantes- ha arrasado con un precioso vestido-joya, también de alta costura.

VER GALERÍA

- Paz Vega cuenta a ¡HOLA! cómo se está preparando para los Goya

Paz Vega siempre suele ser una de las mejor vestidas de las galas de cine, y esta noche ha revalidado su título. Contaba, al llegar a la alfombra roja, que este año se cumplían 20 desde que recibió el Goya a actriz revelación, y para una ocasión tan destacada, ha elegido un look igualmente especial. El diseño, perteneciente a la colección Otoño/invierno 2020-2021 del diseñador libanés de alta costura Georges Hobeika, está enteramente recubierto de cristales negros y revelaba su espectacular figura al ceñirse a su cuerpo y ajustarse en la cintura con un cinturón a juego. El falso escote y las semitransparencias en forma de rombos presentes en todo el vestido, aportaban un toque sexy sin restar nada de elegancia. El largo midi -una silueta que cada vez vemos más en alfombras rojas- dejaba a la vista unos sofisticados stilettos a juego con el vestido: negros y transparentes; un truco genial para alargar visualmente las piernas.

VER GALERÍA

Su look de belleza favorito

Para completar el look, Paz Vega ha elegido uno de sus maquillajes favoritos: piel bronceada, mirada marcada con un suave ahumado negro y eyeliner, y labios nude. Según nos contaba hace unos días, ha cuidado su piel en la previa a los Goya con un tratamiento de láser y radiofrecuencia de membrana de oro. El maquillaje de hoy, obra del maquillador y peluquero Ramón Ríos, dejaba a la vista esa piel luminosa. La combinación con la mirada ahumada y el labial rosado es sencilla pero muy elegante, igual que el glamuroso peinado de ondas deshechas que aportaba naturalidad al look final de la actriz, que ha entregado uno de los primeros premios de la noche.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie