macarena

Tras aparecer el ladrón de las joyas de los Goya, Macarena Gómez denuncia un nuevo robo

La actriz denunció que habían entrado en su casa para llevarse unas piezas de Montblanc que ella y su marido, Aldo Comas, lucieron en la gala

by EFE

Si ayer mismo sabíamos que un técnico había confesado ante la Policía Nacional que él se llevó las piezas por valor de 30.000 euros que fueron sustraídas de una habitación del hotel Marriott Auditorium de Madrid, donde se celebraron los Goya, hoy la noticia vuelve a ser un nuevo robo. Pocas horas después de que la organización de los premios Goya denunciara el pasado lunes el robo de unas joyas, la actriz Macarena Gómez acudía a otra comisaría madrileña para comunicar que habían entrado en su casa y se habían apoderado de unas joyas de Montblanc que ella y su marido, Aldo Comas, lucieron en la gala.

VER GALERÍA

Fuentes próximas al caso revelan a Efe que la conocida actriz por su participación en la serie de televisión La que se avecina denunció el robo el lunes por la noche en la comisaría del distrito madrileño de Chamberí. En concreto, Macarena aseguró a los agentes que le habían sustraído de su domicilio unos gemelos y otras joyas de la citada marca que ella y su marido llevaron en la gran noche del cine español.

Las fuentes consultadas señalan a Efe que, en su declaración ante los agentes, la actriz explicó que esas joyas se las habían prestado para la ocasión porque, además, un familiar es representante de la marca. Macarena Gómez transmitió a la Policía sus sospechas sobre varias personas, entre ellas unos estilistas que habían estado en su domicilio y otros empleados, al no estar, dijo, la puerta de entrada forzada, algo que los investigadores están analizando con detenimiento.

VER GALERÍA

Y aunque los agentes trabajan con varias hipótesis -desde que el autor o autores puedan pertenecer al entorno de la pareja hasta que se trate de un robo en domicilio-, lo que tienen claro es que nada tiene que ver con el robo de las joyas de la marca Suárez valoradas en cerca de 30.000 euros que un operario sustrajo de un vestuario de la gala de los Goya.

Más sobre: